Filosofía

un monologo corto sobre la libertad


Answers

Generic placeholder image

camipoblete

Reply

Una mujer, un perro y una balsa…  y el mar abierto, suave y delicado, pero también caprichoso y agresivo. Esas son las imágenes que nos encontramos en el monólogo «El silencio de los muertos», una obra de teatro de la escritora cubana Yoandra Santana Perdomo.Celina, el personaje, es una mujer de avanzada edad, acompañada por una perrita llamada Violeta. Ella va en la búsqueda de un sueño, un destino, una ilusión. El mar es su ruta y es su casa anhelada. Ese mar lleno de fango donde tuvo de niña, junto a su padre, una abundante pesca. Desde la entrada del texto, encontramos el amor hacia el mar por parte de la protagonista, con una intensidad que quizás sólo se ve en los marineros. Y así se siente ella, una pescadora, una marinera de corazón: «…el mar sabe que yo no soy de la tierra.»En el camino se encuentra con cadáveres de balseros, con recuerdos de otros cadáveres encontrados antes…Es la voz de una mujer que lucha por sobrevivir en la soledad; es la palabra de una madre que llora a su hijo; es el símbolo del abandono, del dolor y de la muerte…Olga García Yero dice sobre esta pieza teatral, entre otras cosas: «Su espacio, el mar, se fragmenta a través de la memoria. La memoria que re-construye fragmentos de la vida. La pieza alcanza, pues, momentos de intensidad nada despreciables.»«El silencio de los muertos» está incluida en el libro «Silencio para los muertos» publicado por Ediciones Territoriales, Camagüey, Cuba, en el 2009, que consta de dos piezas teatrales de Yoandra S. P. (la otra es «Bravo por el clown»).  «El silencio de los muertos» es una obra teatral breve, pero intensa, que vale la pena ser leída. (Y puesta en escena.)

Leave a Answer


Please use only default html tags.